10 de septiembre de 2014

Excelente la postura antropológica de Adam Smith, con ella se carga toda lectura hobbesiana del hombre.

"La naturaleza, cuando formó al ser humano para la sociedad, lo dotó con un deseo original de complacer a sus semejantes y una aversión original a ofenderlos. Les enseñó a sentir placer ante su consideración favorable y dolor ante su consideración favorable y dolor ante su consideración desfavorable. Hizo que su aprobación le fuera sumamente halagadora y grata por sí misma, y su desaprobación muy humillante y ofensiva."

Adam Smith en La Teoría de los Sentimientos Morales

0 comentarios :

Publicar un comentario