2 de febrero de 2015

#LoQueNoSabías acerca de la función de los precios en la economía




Pocas cosas son tan importantes dentro del proceso de mercado como la función que desempeñan los precios, lamentablemente ni los economistas más preparados o reputados suelen entender para qué sirven, y lejos de ayudar a liberalizarlos, y permitir que estos reflejen lo que sucede dentro de una sociedad, suelen en muchos casos obstaculizarlos so pretexto de consideraciones míticas, retóricas o simplemente demagógicas. 

Aquí lo que todo el mundo debería conocer acerca de los precios. 

Los precios mis queridos amigos tienen una función que cumplir dentro del mecanismo de mercado, es decir, ellos:  
  • Informan a los agentes económicos (todos nosotros) sobre cambios en las condiciones de mercado. Debemos recordar en este punto que los precios, son el resultado de determinadas y muy particulares condiciones de mercado, que se hallan en constante variación.
  • En este sentido podemos anotar, que cuando éstos experimentan variaciones, "las condiciones que dieron lugar a los precios anteriores, han dejado de existir", o en otras palabras, las condiciones de oferta y demanda precedentes han desaparecido.
  • Un corolario fundamental de lo anterior, es entender que si las condiciones de mercado cambian, los precios tienen que experimentar cambios, y tratar de evitarlo, por vías coercitivas o legislativas, es un sin sentido que logrará exactamente un efecto contrario al deseado.
  • Los precios también organizan y racionan la producción, por ejemplo: la elevación de un precio, como resultado de un "problema de origen climatológico", hace que al "nuevo precio", sólo los más interesados, si se quiere, los que valoran más dicho bien, sean quienes obtengan dicho producto. En palabras más sencillas, si sube el precio de la patata (papa) esta semana, tal vez sea mejor consumir más plátano verde (hasta que la situación se "normalice"). Con lo que la escasez si bien puede existir, no hace desaparecer el producto para aquellos que expresan mayor interés (o valoran más) cierto producto.
  • Los precios guían la producción. La elevación de un precio le dice a los vendedores de dicho producto que existen personas (los motivos no son importantes para el análisis) o consumidores dispuestos a pagar algo más por aquello que los primeros producen. Lo que conduce a que aquellos que ofrecen dicho producto o servicio a estar más interesados en ofrecer aquello que ahora por razones "desconocidas", es más valorado.
  • Una variante de lo anterior, es cuando un precio experimenta una caída o descenso, reflejando que las condiciones de mercado preexistentes han desaparecido, por ejemplo cuando los consumidores por algún motivo como "cambios en sus gustos y preferencias, moda, disminución de sus ingresos, entre otros", nos dicen de manera tácita que "ya no deberíamos de producir tanto de aquello". Pudiera darse el caso incluso de que nos encontremos ante la desaparición total del interés por lo que producimos, imaginemos ahora como ejemplo las "extintas máquinas de escribir", con lo que una caída en el precio de nuestro producto, nos está indicando que "ya es hora de utilizar nuestros recursos, y talento en otro tipo de actividad".
  • En este sentido un nuevo corolario de lo dicho, es que mediante el mecanismo de precios, las personas le indicamos a los productores (empresarios), qué deben y qué no deben de producir, o en sentido inverso, el hecho de que estemos dispuestos a pagar mucho o mucho más por algún bien o servicio, les indica a los empresarios que se debe de producir, o en qué sentido o dirección utilizar los escasos recursos con los que contamos dentro de la sociedad.
  • En otras palabras, los precios reflejan y no son más que la consecuencia de condiciones muy particulares y definitivamente cambiantes dentro del proceso de mercado, es decir, de una situación temporal de oferta y demanda. Nótese que la palabra "temporal" es fundamental dentro de nuestro análisis, puesto que las condiciones de mercado, no hacen más que hablarnos de algo que en "este momento" está sucediendo, pero que puede y va a cambiar, por que los seres humanos "somos cambiantes".
  • Otro corolario importante, que se desprende de nuestro análisis, es que los precios no son el reflejo de oscuras y malévolas fuerzas, sino de valoraciones personales, de todos y cada uno de los que integramos la sociedad, puesto que somos nosotros cuando demandamos más pan, que elevamos los precios de ellos, y con esto logramos que los esfuerzos de quienes hacen pan se "eleven en esa dirección", y con ello, le decimos indirectamente a los productores de harina "que estamos dispuestos a comprar su cosecha" y que "deseamos que se produzca más harina que apanadura por poner un ejemplo".
  • Los precios muestran escasez o abundancia, expresan cambios, variaciones, situaciones cambiantes, motivo por el cual bajo ningún concepto deben de ser fijados, o establecidos por gobierno alguno, pues aquello sería equivalente a creer que las "condiciones actuales" dentro del mercado se mantendrán por siempre, o en su defecto, "que se pueden sostener precios anteriores" cuando las condiciones que dieron lugar a estos en el pasado ya no existen. 
Para ir cerrando, quisiera decirles que los precios expresan acuerdos que existen en cierto momento entre los participantes del mercado, dan lugar a la coordinación necesaria para que se produzca lo que necesitamos y aquello que valoramos más, transmiten información de manera simple a lo largo de aquello que conocemos como mercado de manera descentralizada, voluntaria y pacífica, y sin ellos nos encontraríamos en situaciones que ahora podemos comprender mejor como la que se vive en Venezuela donde se fijan de manera política los precios (control de precios)... en fin parafraseando Star Wars "dejemos que los precios guíen sus acciones".




0 comentarios :

Publicar un comentario