10 de julio de 2015

Monumento a las ideas equivocadas: Arturo Jarrín y Alfaro Vive Carajo



Escribo estas líneas, simplemente porque las ideas importan, y como no deseo vivir en una sociedad cuyas personas se alimentan de ideas que fabrican miseria aquí algunas reflexiones:

En la década de los 80´s surgió en el Ecuador un grupo terrorista, llamado Alfaro Vive Carajo por sus siglas AVC, como modus operandi tenían el secuestro (al cual naturalmente llamaban retenciones, al igual que lo han hecho otros grupos terroristas en América Latina como por ejemplo las FARC), la tortura y el asesinato. Mediante este "mecanismo" exigían "rescates" para financiar sus actividades "subversivas" (entiéndase secuestros, e imposición de un sistema de terror), hasta ahí la descripción de un capítulo negro de la historia ecuatoriana. 

Pero para nuestro caso, algo más allá de lo curioso y que raya en el sinsentido, es que en nuestro país, este gobierno premie y haga monumentos a este tipo de prácticas e ideas. Cuando éstas deberían ser tratadas de la misma manera en que se tratan las ideas del nacional-socialismo con repudio y rechazo.

Echemos una mirada a la otra vereda

Hace ya más de una década Carlos Alberto Montaner uno de los escritores más influyentes de nuestro tiempo me decía: "dile a los chicos que en la discusión de estas ideas se encuentra la solución a los problemas de la pobreza crónica en América Latina", y no se equivocaba, para quienes no lo saben se refería a las ideas de libertad, las ideas clásicas del liberalismo. Estimados lectores, las sociedades que prosperan, generan bienestar y solucionan los problemas de sus habitantes tienen elementos rectores de convivencia, por ahora me voy a referir a aquellos valores que en ellas hacen la diferencia: 
  • Tolerancia
  • Respeto a los proyectos de vida de nuestros semejantes
  • Honestidad
  • Respeto por la propiedad ajena (propiedad privada)
  • Honestidad
  • La noción de progreso
  • Respeto por la libertad de los demás
Si no entendemos mis amigos, que da lugar a la formación de escenarios de convivencia fructíferos  y pacíficos, no podremos alcanzarlos, al menos en forma tan oportuna como otras sociedades que sí  tienen una idea más clara del por qué de "la riqueza de las naciones". 

Termino estas líneas, rechazando el levantamiento de monumentos a aquellas ideas que han sumido a gran para parte de América Latina en la miseria, me refiero específicamente a las ideas socialistas (una más de las variantes del árbol totalitario). No es dable, que se premien comportamientos contrarios a las nociones de convivencia pacífica, no es dable que se rindan homenajes a la intolerancia, la deshonestidad y a la falta de respeto hacia los proyectos de otras personas. O cambiamos de rumbo, y tomamos conciencia de ello, o probablemente perderemos otra década más, mientras otras sociedades sí avanzan hacia el progreso.
















1 comentario :

  1. Ignorante serás.
    Presente Juventud Alfarista.
    Desconocimiento de la lucha social.

    ResponderEliminar