12 de septiembre de 2015

Las razones detrás del cambio económico en Chile


La idea detrás de esta entrada, no es explicar a fondo que sucedió en Chile, en realidad ni siquiera someramente, lo que sí se intenta resaltar, fue la importancia de explicar a la gente el proceso que se quería llevar adelante, y el papel que cumplieron un destacado equipo de economistas liberales, formados en la Escuela de Chicago y que fueron conocidos como los "Chicago Boys".

Para ello, he tomado un fragmento del artículo escrito por José Piñera Echenique, el autor de la más famosa y exitosa reforma del sistema de pensiones de todos los tiempos, titulado "Chile: el poder de una idea[1]", tarea que por cierto, también se encuentra pendiente en nuestro país.

Entre otras cosas, sí algo nos demuestra Chile es que toda crisis se puede convertir en una oportunidad, ellos la vivieron en la década de los 70, y a pesar de ello, cambiaron el rumbo de su historia, nosotros tuvimos una a finales de los 90 y en medio de toda la tragedia que significó, está nos permitió optar por lo que yo diría fue el “mejor acierto monetario de la historia republicana del Ecuador” (las razones de esta afirmación, son obvias para la mayoría de los ecuatorianos, por eso no es necesario explicarlas) nos referimos a la dolarización.

Finalmente, ahora que terminó la #FicciónPetrolera por la que atravesó el Ecuador durante los últimos años, y se presenta la realidad del “modelo socialista” aplicado en el país, es necesario pensar en soluciones de largo plazo, es decir, es hora de optar por reformas de corte liberal.


Con ustedes, el motivo real de haber escrito estas líneas:

Finalmente fue importante para el predominio por tantos años de una concepción liberal el hecho de que la mayoría de los miembros de este equipo fueron en, algún momento, profesores de economía. La experiencia docente fue muy útil en la tarea de explicar los criterios del nuevo modelo económico tanto a militares y funcionarios en el gobierno como a la opinión pública. En realidad, cada decisión y cada reforma tuvo que ir siempre acompañada de una ardua labor de convencimiento desde el presidente de la república, pasando por los Comandantes en Jefe, los equipos asesores, los comités militares, y llegando muchas veces a los funcionarios públicos que eran necesarios para ejecutar las medidas. El gobierno entero fue convertido en una gran universidad con charlas continuas, documentos para la lectura, reuniones de formación, clases militares, etc.

En la tarea de explicar el modelo a la opinión pública fueron importantes los medios de comunicación masivos. Ya a fines de la década de los años 60, estos economistas habían encontrado una importante tribuna en el diario más influyente del país – El Mercurio – y desde allí comenzó la batalla de las ideas liberales. Durante el gobierno militar esa labor se extendió a prácticamente todos los medios de comunicación. Los economistas se transformaron en editorialistas, columnistas, miembros de programas de debates en radios, participantes permanentes en programas de televisión e incluso comentaristas en los noticieros de televisión. Lo destacable es que, sin existir una sincronización entre ellos, ya que nunca existió un plan maestro de comunicaciones, el mensaje de respaldo a las reformas liberales tuvo gran coherencia.

Como verán, ahora todo tiene sentido… hasta la próxima.

#ParaLosAmantes de la economía
#ParaLosAmantes de la historia








[1] Piñera, J. (1992). El desafío neoliberal. En Chile: El poder de una idea pp. 89. Editorial Planeta

0 comentarios :

Publicar un comentario