21 de octubre de 2015

La feriatta revolucionaria: fondos de ahorro petrolero, deuda pública, boom e Impuestos

La feriatta revolucionaria: fondos de ahorro petrolero, deuda pública, boom e Impuestos



Reflexiones en tiempos de crisis

El gobierno ecuatoriano ahora que todo acabó, mira con desesperación de dónde tomar recursos para mantener su gestión[1]. Lamentablemente nunca hubo, ni habrá recurso alguno por abundante que fuese, que sea suficiente, para satisfacer las necesidades de un sistema parasitario y destructor como el que se encuentra detrás de la filosofía revolucionaria: el socialismo.

No es casualidad que a lo largo de todo su mandato, el gobierno del señor Correa haya mantenido su tren de ineficiencia, excesivo aparataje burocrático y demagogia solamente a través de lo que podríamos llamar la feriatta revolucionaria. Simplemente se lo feriaron todo.

En qué consistió dicha feriatta:

1. Se feriaron el fondo de ahorros que se había obtenido producto de los altos precios del pasado en materia petrolera. En sentido general, los fondos de estabilización petrolera.

2. Se feriaron los recursos obtenidos provenientes del incremento a niveles insostenibles de la deuda pública. Incluso empeñaron hasta el oro que encontraron por ahí.

3. Se feriaron el boom petrolero. Este gobierno se benefició de uno de los mayores booms petroleros experimentados en la historia del país. No siendo suficiente con ello, se feriaron los ingresos obtenidos por la venta anticipada del petróleo ecuatoriano a los chinos.

4. También se feriaron los ingresos obtenidos por las once reformas tributarias (se vienen más)  que incrementaron los impuestos a niveles aún más asfixiantes, y que otorgaron al gobierno del señor Correa, más dinero del que gobierno alguno del Ecuador soñó tener.

Ahora que La feriatta Revolucionaria termina, debemos tener más cuidado, pues si no lo han hecho en el pasado, o en el presente, sólo es cuestión de tiempo hasta que lleguen directamente a ti (de manera indirecta ya todos hemos sido víctimas). Mr. Tax Man está por las calles, cuidado con tu bolsillo.

Por cierto, aquí no hubo milagro alguno, algo que ya debería ser obvio para todos nosotros...

El Socialismo del Siglo XXI es una ideología basada en el odio, la revancha y la envidia, nada bueno puede provenir de ahí.




[1] La verdad no se le puede denominar gestión a aquello que sólo depende de variables que no se controlan, o que dependen de la suerte.

2 comentarios :

  1. Esta descripto tal ya pasó en la Argentina. Ahora no saben qué hacer para conseguir los dólares que el gobierno necesita. Los que trabajamos, en cambio, compramos un dólar y lo guardamos debajo del tarro ese que tenemos escondido en el lugar que nadie conoce.

    ResponderEliminar
  2. Al menos parece que hay vientos de cambio en Argentina.

    ResponderEliminar