29 de octubre de 2015

Debate Económico - El Show que terminó en debate


Debate Económico
El show que terminó en debate



Hoy les presento mi análisis sobre el debate económico del que fuimos testigos el día de ayer los ecuatorianos

Preámbulo:

Una vez terminada la #FicciónPetrolera que hizo alucinar a más de uno con la creencia de que “había habido por estas tierras un milagro”, y ya con los indicadores en rojo, el gobierno ecuatoriano en el afán de mejorar sus números, planteó a la nación un supuesto debate que generó mucha expectativa.

La cancha, las reglas y el lugar, el día y la hora fueron planteadas por el anfitrión. Mauricio Pozo, Alberto Dahik y Ramiro González fueron los invitados.

En cuanto a la forma

En los primeros minutos del programa pudimos notar de inmediato dos cosas: el moderador no se iba a comportar neutralmente, y el señor Correa estaba nervioso.

Quien más intervino y de esto recogemos noticia en los medios de comunicación fue naturalmente, el dueño de casa, aunque era justo esperar igual trato para cada uno de los intervinientes, esto no sucedió. Correa intervino alrededor de 47 minutos, frente a 12 de Ramiro González, 9 de Alberto Dahik y 12 de Mauricio Pozo. La cancha estaba enteramente planteada a su favor.

Al final lamentablemente, Correa confundió los escenarios y terminó creyendo que se encontraba en una sabatina.

De fondo en lo económico

Quedan claros los siguientes temas:

1. El gobierno no tiene una solución a la crisis económica actual, pues de hecho no sabe que se encuentra inmerso en una.
2. El eje central del debate en cierto modo fue, la existencia o no de una crisis. Correa la negó aunque en una especie de contradicción aseguraba simultáneamente que “la caída del precio del barril del petróleo había puesto al Ecuador en una situación dificilísima”, y sin embargo, no había lugar para recesión o crisis. Todo esto muy a pesar de lo que dijeron sus contradictores contertulios, y lo que piensa el resto de los ecuatorianos.
3. El gobierno ve con mucho recelo a la Inversión Extranjera Directa por la sencilla razón de que al final el objetivo de los inversores según él, es llevarse su dinero a casa. Esto de por sí ya requiere mayor análisis, sin embargo, anotaremos brevemente que es un concepto erróneo suponer que “el análisis se deba centrar en a dónde finalmente fue a parar el dinero”. La inversión extranjera sencillamente, financia proyectos y actividades de ecuatorianos. La inversión extranjera directa es necesaria, y punto.
4. El gobierno desconoce los más elementales conceptos financieros, también demuestra una falta total de prudencia o previsión para el futuro. Esto queda claro al referirse a los fondos de ahorro petroleros que se generaron en el pasado como “fonditos”.
5.    No podemos esperar nada diferente por parte del comportamiento del gobierno para lo venidero, razón por la cual concuerdo con los panelistas contradictores en que hay hoy muchas más razones para estar preocupado.
6. Aparentemente el próximo año más allá de lo expresado, se tendrá un presupuesto más a tono con la realidad, en el que se disminuirá el monto de éste, y se asumirá un precio de barril de petróleo más conservador.


Otras observaciones importantes


1. El gobierno fue por mucho, y sin embargo, el presidente en general no salió muy bien parado de este show previamente organizado, que terminó en cierta manera, convirtiéndose en un debate.
2. Los gallitos que acompañaron a Correa, de quienes podría pensarse serían de primera línea en lo tocante al tema económico, permiten observar el bajísimo nivel de quienes conforman el grupo económico del gobierno, esto último en sentido amplio. En otras palabras, si me voy a enfrentar a contrarios, debería ir acompañado de lo mejor de lo mejor, y si esto es la crema no deseo imaginar el resto.
3. El mejor desempeño de la noche se lo lleva Mauricio Pozo, seguido por Alberto Dahik.
4.  Aunque no muy bien librado Ramiro González le agregó un tono llamativo, no académico ciertamente, pero que hizo entretenido el conversatorio que tal vez en otro contexto fuese algo más aburrido.
5.  Rafael Correa a falta de argumentos, en más de una ocasión incurrió en tras pies que lo llevaron incluso a entregar su tesis doctoral como si esto tuviese pertinencia, o se tratara de un concurso de méritos académicos, en el cual por cierto, él no hubiese sido el ganador.

Conclusiones más allá del debate

Finalmente, un debate que generó muchas expectativas se fue de las manos de los organizadores, pues pasó de ser, un show más del gobierno para convertirse en algo muy cercano a un debate real.

Nos quedan debiendo las alternativas o soluciones a la crisis que enfrenta el país, y por último, queda claro también que la culpa no es del petróleo, del dólar o de una supuesta crisis mundial, sino del modelo aplicado en nuestro país, a saber, el socialismo de todos los tiempos.

Seguimos conversando...

Para quienes quieran observar el programa completo:














0 comentarios :

Publicar un comentario