24 de junio de 2017

La educación de nuestros hijos en manos del socialismo del siglo XXI



Son las 14h30 y estoy recogiendo a mi hijo en la escuela, él empieza a leer su texto de Ciencias Sociales de séptimo de básica y en ello escucho: 

"En 1979 Ecuador retornó a la democracia. El mundo experimentaba una crisis mundial y había terminado el boom petrolero, desde entonces los sucesivos gobiernos de finales de siglo enfrentaron serios problemas: caída de los precios de los productos de exportación, alta inflación, aumento de la deuda externa entre otros. 

Para solventar la situación, se aplicaron políticas de ajuste como por ejemplo, elevación de los precios de los combustibles, y los servicios públicos, despidos y devaluaciones. Esto causó desempleo y migración..."

Empieza mi preocupación, pues sé que lo estoy escuchando, y lo siguiente que escucharé explica en muy buena medida porque hay tanta pobreza en América Latina, lo que viene a continuación es el relato de la historia de nuestro país contada por ellos, por aquellos que no tienen idea de que da lugar a la prosperidad y por el contrario, con sus ideas han sembrado y fabricado miseria por generaciones, sí mis amigos, esos libros con los que están educando a nuestros niños los han forjado los socialistas del siglo XXI.

Antes de continuar, quisiera contarles una historia primero. 

Cuenta Álvaro Vargas Llosa escritor peruano que Ibsen Martínez creador de la famosa novela latinoamericana de los años noventa "Por estas calles" en una ocasión confesó sentirse muy culpable por todo lo que está ocurriendo en Venezuela, al punto en que llegó a pedir perdón al pueblo venezolano, pues está convencido de que gracias a la trama de su novela y al relato tras ella, el chavismo ascendió al poder.

Pongamos un poquito de atención a la novela latinoamericana

En todos los casos la movilidad social, la mejora económica o el paso de pobreza a riqueza se lograba "cuando la chica pobre se casaba con el chico rico", "cuando la chica pobre descubría que era hija de un rico", o "cuando la familia pobre se hacía con el boleto ganador de la lotería". En otras palabras, la noción de esfuerzo, trabajo, sacrificio no eran el puente necesario para pasar de un lado a otro de la vereda social.

Simultáneamente, el hombre rico era un ser despreciable, su esposa también, la cuñada una mujer fría, calculadora, y superficial, de alguna manera su riqueza era mal habida y todos casi sin excepción miraban con desdén a los trabajadores de la empresa...

Dicho esto ¿ya van logrando visualizar el punto al que quiero llegar? ¿pueden notar que después de décadas de ver y escuchar el mismo relato a lo largo de la novela latinoamericana es natural que hoy estemos cosechando lo que se sembró en nosotros?

Aunque pareciese una especie de "fue sin querer queriendo", en la lectura profunda de ese tipo de novelas, la comprensión de la realidad latinoamericana, su trama, sus implicaciones y sus sugerencias podemos observar una lectura de la realidad que no se compadece con ella, esa interpretación de la historia que luego fue reflejada en novelas fue sembrada en los creadores de esas novelas ¿saben dónde? desde luego en las aulas, y lo que es peor, una vez que esta interpretación se convirtió en novela, con ella se ha venido perpetuando esa espiral viciosa y casi perpetua de "entendí mal el problema, y por ende, siempre será mala mi solución".

En otras palabras, la historia y el relato latinoamericano  del porqué de nuestras desgracias fue y ha sido un relato desde una perspectiva socialista, y en ello, la falta de comprensión de los motivos que acercan a las sociedades en unos casos hacia la prosperidad y en otros hacia la riqueza. 

En un sólo párrafo "somos pobres porque ellos son ricos", "la culpa la tienen los banqueros sin conciencia social", "la pobreza se debe a la deuda", "las políticas de ajuste generaron la crisis", "aquellos que tienen dinero lo obtuvieron como producto de la explotación de sus trabajadores", "el imperio..." y un largo etcétera son la explicación de cabecera para todos los temas en el caso de los socialistas de todos los tiempos.

Transitando hacia el final

La pregunta que venía a continuación en el libro de ciencias sociales que colocaron en todas y cada una de las aulas de escuelas y colegios de nuestro país, fue el resultado de una concepción de la historia equívoca, mal intencionada, sin fundamentación económica, adoctrinadora y con un gravísimo sesgo ideológico de corte socialista para que nuestros chicos aprendan la historia del Ecuador de otra manera, y finalmente terminen convirtiéndose en los socialistas de las siguientes generaciones.

La pregunta fue: ¿qué opinas de las medidas para enfrentar la crisis? y la respuesta que se desprendía de la lectura era: "eran malas porque generaron desempleo y migración". Oh sorpresa, no era que durante los 70s y 80s no emprendimos la tarea de integrar nuestra economía al mundo y por el contrario practicamos el aislacionismo, y todo tipo de prácticas socialistas-populistas, que lógicamente una vez terminado el boom petrolero ya no podían sostenerse y por lo tanto, había que ajustarse a la nueva situación, situación por cierto similar a la que ahora viven los socialistas del siglo XXI porque se les acabó la "ficción petrolera", la respuesta sacada del manual del buen idiota latinoamericano fue "fueron las políticas de ajuste las que nos llevaron a la crisis".

Con este tipo de relatos para que te cuento lo que viene luego, lo que sí es necesario es que pongamos asunto en los contenidos que están recibiendo nuestros chicos, caso contrario solucionar este viejo problema tomará más tiempo del necesario.

Pd: no permitas que el "che Guevara sea quien de consejos a tus hijos a través de los libros que ellos utilizan para formarse, y tampoco dejes que entiendan a la dictadura cubana como un ideal de revolución". Sí, porque aunque no lo hayas notado eso está en sus libros de Ciencias Sociales. Te invito a que los revises y cambiemos juntos la historia para que no se repita la tragedia del socialismo del siglo XXI nunca más.

Seguimos conversando,

Joselo Andrade Rada  




23 de mayo de 2017

Con el ilegítimo no hay solución



Después de una década espantosa el país que heredará el presidente del apagón informático tiene salida, y sin embargo, con ellos no tiene solución. El planteamiento es simple: el socialismo es un modelo que necesita de inagotables e ingentes recursos para maquillar la realidad de sus consecuencias económicas, y además como si no bastase con ello, conduce inevitable e inequívocamente hacia la pobreza extrema y al totalitarismo que observamos en Venezuela, parada que lamentablemente es sólo un estadio más en la transición hacia la barbarie.


¿Cambio de dirección o de estilo?


Se suele sostener que el primer elemento para terminar con una adicción que destruye vidas y futuro es el reconocimiento del problema, en el caso del gobierno pareciera no ser este el caso. Su propuesta no pasa por reconocer el fracaso de una doctrina política que no ha funcionado en siglo alguno, sino más bien en creer que con una sonrisa disimulada y sin encanto alguno, se podrá mantener un show que hace rato dejó de agradar a quienes éramos testigos de éste.


En materia de impuestos, a falta de creatividad y sentido común tarde o temprano recurrirán a la manida y nunca olvidada tradición de sostener que pondrán impuestos a quienes más tienen, y que esto no afectará a los sectores económicos de menores recursos. Huelga decir que esto es más falso que el milagro económico ecuatoriano que sostenían ocurrió en el país, o el éxito de las cocinas de inducción.


Por el lado del endeudamiento el gobierno buscará más temprano que tarde extender la mano a quien esté dispuesto a entregarle recursos, esperemos que exista un mínimo de sensatez y traten al menos en el principio de renegociar deuda ya adquirida, aunque luego de ello irán por más y siempre más como puede deducirse de su slogan de campaña.


En materia monetaria felizmente “la locura del socialismo del siglo XXI” tiene puesta una camisa de fuerza, que aunque no gusta e incomoda a más de uno del gobierno, se sostiene parafraseando una conocida publicidad porque es “la moneda de los ecuatorianos”. No obstante, se la ha culpado de todos los males ocasionados por la torpeza del gobierno, y está en nosotros vigilar que “el dinero electrónico” no llegue a tener lo que se conoce como “curso forzoso”, pues esto significaría que uno de los dos elementos que nos diferencian de Venezuela “dolarización y fuerzas armadas medianamente independientes”, ya no se encontraría presente en la ecuación, con lo que el tan mentado feriado bancario se haría presente en tiempos de revolución… dicho sea de paso, hasta el discurso se les terminaría.


¿Qué les queda?


Mirar al cielo y rogar con mucha fé para que el “maná” de los altos precios del petróleo alimente las voraces y nunca insaciables ansias de recursos de un modelo que sin milagros de este tipo, no hubiesen permitido al gobierno saliente sobrevivir a más de un período, en el que por cierto, hubiesen pasado por nuestro país sin pena ni gloria.


Además de esto, y en ello son bastante creativos, buscar siempre más y novedosas formas de estrangular a la familia ecuatoriana con toda una fauna de nuevos impuestos, camuflados siempre con el slogan de “proteger la balanza comercial”, “proteger la dolarización”, “hacer uso de políticas comerciales a falta de políticas en lo monetario”, “evitar la especulación”, “corregir inequidades” y todo ese discurso, que una vez aterrizado empobrece y mucho.


Finalmente aunque con ellos el país no tiene solución, lo cierto es que sí tiene salida, en el comercio e integración de nuestra economía al mundo, y en la generación y captación de ahorro. Fácil de decir, aunque lamentablemente no es parte del libreto heredado desde Cuba y Venezuela. Esperemos por el bien del Ecuador que se cambie de estilo, pero más aún de dirección.


Joselo Andrade Rada
Presidente Cantonal de CREO en Guayaquil




30 de abril de 2017

El cigarrillo electrónico - Algunas cosas que debes saber



Había estado ocupado en este último tramo del año con muchos temas políticos, aquello del fraude en las elecciones que todos conocemos me ha mantenido y mantiene a la fecha ocupado, pues la defensa de la libertad y el futuro del país no es cosa que se trabaja por temporadas. Sin embargo, y después de cierto tiempo, hoy quiero comentarles algo acerca de un tema totalmente diferente, hoy quiero hablaros del cigarrillo electrónico.

Mi relato acá es un poco informativo, experiencial y de alguna manera propuesta para aquellos que se encuentran dentro “del mundo del cigarrillo" y que en al menos una ocasión se ha dicho asimismo "sé que el cigarrillo es malo, pero la verdad tiene lo suyo y sí, sí, pero la verdad es que no, no quiero dejarlo".

Cualquiera que me conozca sabe que vengo consumiendo cigarrillos desde hace bastante tiempo (más del que pueden suponer) y que nunca había pensado seriamente en dejarlo, sin embargo y por razones que no vienen al caso, tuve oportunidad de probar uno de estos durante "una reunión”, y oh sorpresa, el e-cigar también tiene lo suyo.

Primeras consideraciones:

Aquellos que le hacemos al cigarrillo convencional, desde ahora analógico pues así se conoce en el mundo de los vapeadores, sabemos que "estamos habituados a tirar humo" y que "este hábito al igual que otros está muy arraigado a nosotros sicológicamente", "no es que lo necesites", lo que pasa es que "es bastante grato". Ha sido “compañero” de muchas jornadas, y la verdad eso tiene su valor. Sin embargo, les comento, que con el cigarrillo electrónico, desde ahora e-cigar "no pierdes esto", pues de una u otra manera "gran parte de ese protocolo al que estás acostumbrado no desaparece". Botas algo, pero ahora en lugar de humo, botas vapor.

El e-liquid necesario para vapear viene en varias presentaciones y con sabores diferentes. Hay aquellos que contienen nicotina, y aquellos que no,  personalmente te he de decir, que estás acostumbrado a algo de ella. Un cigarrillo Marlboro rojo clásico contiene 1.1 mg de nicotina. Por lo tanto, si lo tuyo es media cajetilla al día estamos hablando de 1.1 x 10 unidades lo que hacen 11 mg de nicotina diaria.

¿Qué debes conocer del e- cigar?

Aquí te dejo un video que recomiendo bastante: . Guia de iniciación para el Vapeo
Es un video en el que te informarás de muchos de los temas asociados al  E-cigar.

Sólo por adelantarte algunas temas:

- No es relativamente caro. El e-cigar en Amazon cuesta menos de lo que supones. El mío que está muy completo costó 27 dólares.

- No empieces con mucho. Los frascos de e-liquid vienen en diferentes tamaños y existen en infinidad de marcas. Contienen Gliceril, Propilenglicol, Nicotina y sabores. Salvo la nicotina como todos conocemos el resto grosso modo no son malos, y la nicotina si bien puede ser adictiva, no es propiamente cancerígena.

- Si logras conseguir el e-liquid en Estados Unidos no tienes idea del ahorro que tendrías con respecto al cigarrillo analógico, y si lo consigues en Ecuador a pesar de todo, sigues teniendo ahorros significativos.

- Es por mucho menos dañino. Todo fumador conoce que el cigarrillo analógico contiene más de 4000 sustancias tóxicas. Este "sólo contiene nicotina" y bueno... lo demás, te lo dejo para que investigues.

Como tema anecdótico:

Empecé a utilizar el E- cigar desde hace 23 días y sólo fumé un Marlboro rojo desde aquel tiempo. Me dije, vamos quiero uno y la verdad para mi sorpresa "ya no era lo que esperaba", "no fue algo como diablos qué diferencia” fue más bien algo como “humn... después de todo el e-cigar no ha estado tan malo". De hecho, no sólo es un “sustituto”, es un aparatico que tiene su gracia.

Si entras con e-liquids (pues eso es lo que se volverá vapor a través del e-cigar) hay toda una gama generalmente de entre 24 mg y 0 mg de nicotina. Yo te recomiendo calcular cuánto consumías, y bajarle algo. Salvo que seas de aquellos que le hacen a más de una cajetilla al día, yo te diría que entre 6 mg y 3 mg sería fantástico, caso contrario unos 12 mg estarían bien. Obvio, siempre puedes tratar con 0 mg de nicotina, pero tal vez sea más recomendable aquello con el tiempo, pues en cierto modo sería casi el equivalente a dejar de fumar, salvo por el hecho de botar vapor libre de nicotina, y es posible que ello no te conduzca a disminuirlo o erradicarlo de tu vida.

Aquí un ejemplo básico

Imaginemos un tanque para e-liquid con capacidad para contener 2 ml de líquido. Nota: el tanque “es parte del cigarrillo electrónico”.

Y compras un frasco e- liquid (entiéndase aquello que vas a vapear y que hay de todo tamaño de 15 ml, 30 ml, 60 ml y 120 ml) que tiene 3 mg de nicotina, tienes algo como lo que sigue:
Con el tanquecito lleno tienes dos mililitros de e-liquid. Cada ml contiene 3 mg. Por lo que, 2 ml de tu tanque te llevan a consumir 6 mg de nicotina ¿lo tienes claro?

Última pregunta de este ejemplo ¿y a cuántos cigarrillos equivale esto?
Respuesta: Si un Marlboro Rojo equivale a 1.1 mg y estás consumiendo 2 ml que equivalen a 6 mg de nicotina. Tienes finalmente, que 6 mg de nicotina equivale a 5,45 Marlboro Rojos.

En mi cortísima experiencia he casi abandonado la nicotina, estoy consumiendo en términos analógicos algo menos de 5 tabacos al día, o en otras palabras menos de 6 mg de nicotina, y para mi sorpresa, sobre todo para aquellos que saben de mi predilección por el Manantial de Urdesa (Bar clásico en la ciudad en que resido) sólo me mendé 12 mg en una noche! Lo que suma, el equivalente a 11 cigarrillos analógicos. Eso señores en mi experiencia, es algo de lo que casi no guardo registro.

Por cierto, otro día les cuento de algo inesperado en toda esta experiencia: el dejar de fumar tiene su período de desintoxicación, que por cierto, en cierto modo pareciera ya viví o en todo caso estoy viviendo.

Un abrazo, y seguimos conversando,

Joselo Andrade Rada
Desde Guayaquil, Ecuador






8 de marzo de 2017

El legado revolucionario...


Un comentario para que esto jamás vuelva a repetirse


Más allá de la crisis económica en la que el socialismo ha dejado sumergidas a las sociedades que han tenido la desdicha de vivirlo, y lo mucho que nos va a costar remover y sustituir por otros los antivalores ahora sembrados en la educación y la sociedad, estamos a días de empezar a cambiar las cosas, a caminar por el sendero de la libertad, por el camino del cambio.

Quiero sólo detenerme aquí para dejarte una reflexión que espero nunca olvides, esta ideología perversa y contranatura ha dividido no sólo a las sociedades entre quienes tienen y quienes no, a los amigos entre los que están con el gobierno y quienes no lo están, sino también a familias enteras.

Esta última mi estimado amigo, es una característica siempre presente en cualquiera de los colectivismos, llámense estos socialismo, fascismo o nazismo variantes todas del árbol totalitario.

Su fracaso no se debe al hecho de que  estén al frente las personas equivocadas, o a la circunstancia de que se aplicaron mal las ideas, ni tampoco al hecho de que no se dieron las condiciones, fracasaron porque no tenían otro destino, fracasaron por que las doctrinas totalitarias son contrarias a la libertad que anhela el ser humano, y por que aunque todavía muchos no lo sepan se trata sólo de otro error intelectual, error que lamentablemente ha costado la vida de muchos seres humanos, un experimento con vidas humanas que no tiene fundamento ético, ni moral.

El 2 de Abril llegó el momento de cambiar nuestra historia, podemos hacerlo, la humanidad está de nuestro lado.







3 de marzo de 2017

Lentes, el aumento en productividad y la civilización



Todavía recuerdo como si fuese ayer, aquella ocasión en la que conversando con Carlos Alberto Montaner[1], éste me contaba como la vida de los seres humanos cambió con la aparición de los lentes, su historia venía mas o menos así “es interesante ponerse a reflexionar sobre cómo en el pasado las personas al llegar a los 40 años, edad en la que un ser humano ha alcanzado niveles de productividad, talento y destrezas que han tomado una vida obtener, veían (valga la ironía) como derrepente su visión se iba tornando borrosa[2], y con ello muchas de las actividades que estaban acostumbrados a realizar de manera cotidiana se tornaban casi imposibles de llevar a cabo”.  Hecha la reflexión Carlos Alberto me decía, imaginas lo que fue en términos de productividad para la humanidad, el hecho de que ese grupo humano, probablemente el más productivo del momento, pudiese seguir trabajando por muchísimos más años gracias a los lentes.

Esta breve historia a modo de anécdota puede servirnos para entender que son las actividades, mecanismos, sistemas y herramientas que aumentan nuestro nivel de productividad las que finalmente explican porqué los seres humanos vivimos de la forma en que vivimos, léase en voz alta “cada vez mejor”, y por cierto muy  “a pesar de los gobiernos” que tenemos.

Estamos en capacidad de vivir mejor, cada día la expectativa de vida, y la calidad de la vida experimentan mejoras sustanciales, gracias a un sinnúmero de artefactos, conocimientos y nuevos desarrollos tecnológicos que ven la luz gracias al ingenio humano.

Finalizando y como última anécdota, a cuenta de que viene todo esto: al simple hecho de que ahora a mi también me llegó la hora de usar lentes.

Un fuerte abrazo mis amigos, y brindemos por las maravillas del comercio, que traen aparejados grandes cambios de productividad que al final del día muestran que incluso nuestro país tiene salida.

Pd: El 2 de abril del presente año voten por el cambio!







[1] Carlos Alberto Montaner es uno de los escritores latinoamericanos de mayor influencia, sus columnas editoriales son leídas semana a semana por millones de personas.
[2] Presbicia es el nombre que recibe aquella dificultad visual que imposibilita el poder leer de cerca, y que generalmente aparece una vez sobrepasados los 40 años

9 de febrero de 2017

¿Qué es aquello de los votos válidos? Explicando la Segunda Vuelta presidencial



A puertas de las elecciones en las que la mayoría de los ecuatorianos esperamos la estrepitosa derrota del socialismo del siglo XXI en Ecuador, es necesario explicarte ¿cómo se calculan los votos válidos? Y adicionalmente, como ellos nos llevan a una segunda vuelta

Empecemos con decir que los votos válidos son aquella fracción de la votación que deja de lado los votos blancos y nulos, por lo que los porcentajes obtenidos por cada candidato se recalculan o en otras palabras se convierten en el universo total de la votación.

¿Cómo es esto? 

Aquí la explicación con los resultados de la última encuesta realizada por CEDATOS entre el 3 y 8 de febrero del presente año.

Aquí la simulación tal cual nos la presenta CEDATOS



Acá la explicación:

Los votos válidos en el gráfico representan el 83,6 de los votos en la simulación realizada.


Reconocido esto, el cálculo es sencillo:


Información de vital importancia:

1.  Para ganar en primera vuelta hace falta obtener 40% o más de los votos válidos, y adicionalmente mantener aquel que hubiere obtenido dicha votación una distancia superior al 10% con respecto a quien obtenga el segundo puesto.

Otra pregunta que debemos hacernos pues tiene radical importancia en estas elecciones es:

¿Cómo se han comportado históricamente los nulos y blancos?



Si bien es cierto el promedio del período es de 14,1% en el último tramo del gráfico, podemos observar como claramente esa tendencia ha ido decreciendo, hasta llegar a un estimado más cercano (más real) de entre el 9 y 10 de nulos y blancos en la actualidad.

Cantidad que por cierto, se estima plausible para el 19 de febrero, lo que nos conduciría a cálculos aún más promisorios.

Aquí los números con esta consideración:

Lenin Moreno: 32,3 / 0,9 = 35,88 % del total de votos válidos
Guillermo Lasso: 21,5 / 0,9 = 23,8 %

Lo cual redundaría en una caída importante para el candidato del continuismo y daría paso a una SEGUNDA VUELTA con candidatos más claramente definidos y en la cual se les acaba la fiesta a los socialistas del siglo XXI en el Ecuador.

Recomendaciones finales:

  • No votes nulo, ni blanco vota por alguien de oposición, caso contrario le harías un flaco favor al futuro del país.
  • Cuidemos el voto el día de las elecciones, no permitamos que la decisión de los ecuatorianos sea diferente de la expresada en las urnas.
  • Sea cual sea el candidato de oposición que llegue a segunda vuelta vota por él, y demos la vuelta a esta página triste de la historia nacional.
Seguimos conversando!

21 de diciembre de 2016

Otro maldito semáforo


Un artículo no apto para políticamente correctos  

Otro maldito semáforo es una crítica a la única, desafortunada y usual práctica de a todo problema de tránsito, supuesto o real intentar solucionarlo con la colocación de uno de estos aparaticos que para quien no lo sabe, generalmente contribuyen a generar aún más problemas, entre ellos, pérdidas de tiempo, mayor congestión vehícular y pérdidas de productividad que desembocan en temas tan inverosímiles como mayor calentamiento global y desaceleración potencial del crecimiento de la economía.

Desde ya te reto a leerlo hasta el final, puesto que tiene un final inesperado...

Empecemos por el principio, el otro día tuve que pasar por una calle que suelo utilizar a diario, se trata de la calle Higueras y Costanera (actual Manuel Rendón Seminario) en Urdesa Central ubicada en la ciudad de Guayaquil y para mi sorpresa, al virar a la derecha bajando por el paso a desnivel que conecta el Albán Borja con Urdesa habían carros atrapados en el tráfico. En los más de 25 años que llevo pasando por dicha calle jamás había habido autos haciendo fila, salvo los casos de triste recordación de las famosas batidas de la CTE o en su defecto ante algún hecho extraordinario. Sin embargo, ahora y para mi asombro existían carros haciendo cola, donde nunca antes los hubo. Al principio exclamé ¡Vaya! ¡Aquí! ¡No puede ser¡ Segundos después el horror se hizo ante mis ojos ¡Otro maldito semáforo¡ ¡No puede ser¡ ¡Simplemente no puede ser¡

Imagino que a estas alturas algunos empezarán a reaccionar según lo dispone el paradigma, los semáforos ayudan a coordinar el tráfico, son necesarios y de hecho, en ausencia de ellos esto sería un caos… Sí mi amigo, no espero mucho de estas líneas. No espero convencerte en este momento, el vigilante de tránsito, el semáforo y otros elementos de señalética, están ahí desde antes de que llegues, la gente no los cuestiona, se asumen como necesarios… ¿a quién se le ocurriría cuestionarlos? Pues parece que ya conoces a uno. Pero sólo demos unos pasos en aquella dirección… te pido continúes conmigo unas líneas más, pues de eso se trata el conocimiento y la ciencia, de cuestionar lo aprendido. No descalifiques aún a este servidor antisistema.

En primera línea, lamentablemente a partir de ahora veremos innecesariamente autos donde jamás los hubo, un punto más de no circulación fluida a lo largo de nuestra ciudad. Es cuestión de que pases por ahí para que seas una víctima más del tráfico en un lugar donde nunca antes existió.

Segundo, aunque no lo creas el intento de coordinación que realiza un semáforo no es superior a la capacidad de reconocer circunstancias cambiantes, siempre diferentes y contextos que el cerebro humano sí puede reconocer. ¿Cuántas veces nos hemos encontrado perdiendo el tiempo frente a un semáforo en rojo, a sabiendas que por la otra calle no pasa ni un alma? ¿o frente a un vigilante de tránsito quien tenía por casualidad un semáforo un par de metros arriba sobre su cabeza? O aún más innecesario un semáforo a las 02h30 de la mañana deteniéndote (cosa que por cierto en nuestra ciudad es un atentado a la seguridad personal o de nuestra propiedad, léase auto) cuando no existe ni una persona o automóvil en cualquiera de las direcciones que mires.

Vamos algo más hacia adelante, los semáforos si bien es cierto  cambian de color para intentar coordinar el tránsito vehícular, no logran bajo ninguna circunstancia reflejar los cambios respectivos en las condiciones del tráfico vehícular, no logran captar realmente lo que está sucediendo, no pueden percibir con la rápidez, inmediatez y contextualización adecuada, lo  que quien está delante del volante con sólo una mirada si logra comprender.

Se me dirá sin embargo, pero y entonces ¿que propones? ¿eliminar los semáforos? Mi respuesta es aún más sorprendente, claro que sí. Sin embargo, por ahora me conformo con que consientas conmigo en que la colocación de semáforos no puede, ni debe ser bajo ninguna circunstancia la primera respuesta a lo que alguno suponga es un problema del tráfico. Es más, insisto en lo que hasta ahora he dicho, el semáforo de hecho, es la mayor parte del problema que te mantiene perdiendo horas y horas en la calle cuando podrías estar con tu familia o simplemente haciendo algo más útil.

Problemas adicionales y relativos a la semaforización

Como todo dentro del sector público, existen intereses e incentivos que conducen a que exista por lo menos, un mayor número de semáforos de los que realmente (y me refiero bajo el enfoque dentro del paradigma) se necesitan… baste para los curiosos leer un poco sobre Public Choice (Escuela de la Opción Pública) y sacar sus propias conclusiones sobre estas y otras cosas.

Hay también otro problema de naturaleza distinta, el de los límites de la razón y comprensión humana, que nos llevan naturalmente a sostener que donde quiera que exista un problema de esta naturaleza (pregunta que de por sí ya entraña en sí misma sus propias complejidades) la solución deba ser un semáforo, sin jamás tomar en cuenta que incluso bajo el escenario en el que desaparezca el aparente problema en dicho punto, aparecerá en otro lugar, bajo diferente forma y probablemente con resultados inesperados. Es algo así como lo que se ve y lo que no se ve que tan genialmente escribía Henry Hazlitt en su libro Economía en una Lección.

Para finalizar pues más que convencer, quería en esta ocasión expresar parte de mi enojo, quisiera decir, que no se trata de eliminar semáforos bajo el supuesto de que esto sólo podría ser posible en una sociedad desarrollada y de primer mundo, sino que es precisamente pensando en ese ser humano de carne y hueso que está detrás de un volante que sé que al menos disminuyendo el número de semáforos nos iría mejor, perderíamos menos tiempo, llegaríamos más temprano y elevaríamos aunque parezca irreal el nivel de productividad de nuestra economía y con ello, nuestro nivel de vida.

Dejo a ustedes primero las fotos de la esquina en cuestión y luego unos vídeos que para su asombro son parte de la evidencia de que vivir en una sociedad sin semáforos es posible, y que no se trata de algo teórico, sino de algo que está sucediendo en muchísimos lugares del mundo.

Pd: Ten la mente abierta a nuevas ideas o serás un esclavo de las que ahora posees.

Seguimos conversando.

Sin semáforos en Holanda


Ahora en un país más cercano al nuestro



Ahora en la India


Largas filas ¿Elemento común entre Venezuela y Ecuador?



Sin rodeos, de seguir el correísmo o socialismo del Siglo XXI la siguiente parada de destino para los ecuatorianos es Venezuela, y desde luego esto es algo que no podemos permitirnos.

No importa el rostro que pinte, los ecuatorianos debemos reconocer en Moreno, Correa y Glas el mismo modelo, formato, propuesta y resultados. Estas líneas están dedicadas a señalar de manera breve y gráfica algunos indicios de que nos encontramos muy cerca de la estación que dice “bienvenidos a Venezuela”. Espero que para la mayoría de ecuatorianos esto sea algo obvio, sin embargo, estas líneas están dedicadas para aquellas que todavía no lo ven.

La misma novela, y como suele suceder en los novelones venezolanos ellos tienen la primicia, y siempre están sólo algunos capítulos más adelante. Es hora de terminar con esto. En Febrero del 2017 los ecuatorianos diremos basta!


Y ahora con ustedes: Ecuador




Mensaje para los despistados: Entre el gobierno de Ecuador y Venezuela hay similitudes innegables: El mismo discurso, la misma ideología, los mismos actores pero con diferente rostro, las mismas acciones, la misma forma de hacer política, y la misma cantaleta mediática, lo que nos diferencia sin ninguna duda es que nosotros tenemos una moneda que ellos no poseen, el dólar. Motivo que por cierto, ha evitado hasta el día de hoy que aquí también escasee el papel higiénico.

Seguimos conversando…


3 de diciembre de 2016

Programa especial sobre la muerte del tirano Fidel Castro



Escribir estas líneas tiene un doble propósito: El primero que vean el programa especial de Jaime Bayly sobre la muerte del tirano Fidel Castro, personaje al que debemos hambre y miseria no sólo para Cuba sino también para otros tantos millones de personas en América Latina pues su legado de idiotez, y totalitarismo aún tiene para desdicha nuestra, espacios de experimento en algunas de nuestras sociedades; y segundo, motivar a que sigan la pista a este grande del mundo latinoamericano Jaime Bayly.

Jaime Bayly se encargará con su particular estilo de mostrarnos sin falsas poses a quien fuera aquel engendro del infierno, alimaña que se encargó de fabricar la jaula totalitaria en Cuba, y que para más de algún despistado se convirtió en un líder.

Pero más allá de ello, éste y me refiero a Bayly analiza día a día en su programa de televisión la política y a la sociedad latinoamericana y norteamericana. Sumamente interesante y recomendado, Bayly es un personaje que no debes dejar de lado para seguirle la pista al acontecer político, y que para cereza del pastel mientras sigues su programa pasarás un momento de lo más ameno, pues Jaime Bayly es un show en sí mismo.

Sin más por el momento, os dejo a Jaime Bayly Show y su especial sobre el barbudo despreciable.


2 de diciembre de 2016

Pedro Pablo Gómez Esquina y Esmeraldas



Una historia que tendrá final feliz


A casi 50 años de que Garret Hardin[1] escribiese su famosa paradoja The tragedy of the commons (traducido usualmente como la tragedia de los [bienes] comunes) la brillante solución de Ronald Coase[2] sigue teniendo vigencia: A problemas de orden público, lo mejor es asignar derechos de propiedad.

A continuación un pequeño y anecdótico relato que ilustra una vez más que para la mayoría de problemas a los que comúnmente nos enfrentamos, existe a pesar del malestar de algunos una solución de orden privado.

En la ciudad de Guayaquil existe una intersección que dista mucho ser mi ideal de ciudad limpia. Me refiero a la intersección de las calles Pedro Pablo Gómez y Esmeraldas. En ella casi a diario puedes encontrar un amontonamiento de basura extraordinario, mal olor y desechos orgánicos en descomposición. En nuestra foto y casi contra toda probabilidad no pude retratar dicho acontecimiento (antes de seguir no niego con esto que existen puntos o lugares de mi ciudad con mayores problemas). Sin embargo, describir semejante suceso, hoy muy natural para quien escribe no es el propósito de estas líneas. Lo que ahora deseo resaltar es que semejante problema ahora tendrá una solución efectiva, permanente y privada. Permanezcan conmigo unas líneas más para relatar aquella historia.



Esta esquina mis queridos lectores no tiene dueño eh ahí el detalle, y por carecer de propietario es lógico que no tenga quien se interese por ella. En las otras esquinas no sucede lo mismo, todos sabemos por sentido común y experiencia que los seres humanos tenemos incentivos para cuidar lo que es nuestro, para preservar lo que nos pertenece. Cuidamos de nuestro auto mejor que del auto de otro, sentimos sobre todo cuando jóvenes que tenemos que arreglar nuestra habitación, más no la sala (lugar común y con elementos de propiedad difusos). En pocas palabras, al carecer de alguien motivado para mantener su esquina limpia, ésta permanece sucia.

Alguno podría enunciar, hace falta más urbanidad, seres humanos más limpios y no discrepo. Sin embargo, yendo un poco más allá no faltará quien acuse falta de responsabilidad municipal o de sanciones severas para alterar este natural resultado.

Pero como economista, sólo he lamentado en silencio lo que hasta ahora no tenía solución, conocía que ninguna disposición iba a alterar de manera efectiva el resultado (suciedad) en ausencia de propietarios. Sin embargo, eso ahora va a cambiar por una muy sencilla razón: ¡Están construyendo algo justo ahí en dicha esquina!

Alguien está a punto de sufrir (en términos económicos internalizar el coste) las manifestaciones de la suciedad, y por tanto, tomará acciones para que ello no se repita. Ejemplos abundan y ya ustedes estarán imaginando algunos…

Mis amigos, esta será una ilustración más de la idea de Ronald Coase que declara que la mejor manera de solucionar problemas de orden común es asignando o definiendo derechos de propiedad. Es el sector privado, la sociedad civil la que tiene las respuestas en sus manos, somos nosotros dentro de un proceso descentralizado de información dispersa y acciones quienes cambiamos al mundo. Cerrando de manera clara el tema: Las soluciones en pocas palabras no saldrán desde un escritorio.

Les dejo esta grata noticia y un par de fotos que muestran la otra esquina, la que sí tiene propietario (la limpia).

Nota: Dado que camino en muchas ocasiones por ahí, me comprometo a mostrarles la foto de esa esquina en lo venidero.

Ahí la futura construcción y con ello la solución efectiva que esperábamos quienes transitamos por ahí




En esta otra toma (la otra esquina) podemos observar la diferencia entre la que tiene propietario y la que no lo tiene



Seguimos conversando. Por cierto, pasen la voz…